El otoño es una de mis estaciones favoritas, las hojas se caen y podemos hacer manualidades con ellas. Hace frío pero no mucho, los días no son tan cortos, empezamos a tomar chocolate caliente de merienda y los paisajes son hermosos. Sobretodo si hablamos del riojano con sus viñas de todos los colores. Hace días publicaba en mis redes una foto de Victoria en un parque y muchas personas me escribieron diciendo que también os encantaba el contacto con la naturaleza así que hoy Yobio y yo os traemos una sorpresa para que también disfrutéis como nosotros de los paseos otoñales. Al final del post os lo explico.

Actividades infantiles low-cost otoñales.

 

Cesta con alimentos otoñales

Cesta con alimentos otoñales

Búsqueda del tesoro.

Es la más fácil de las actividades infantiles low-cost pero también la más divertida. Tan sólo necesitamos llevar una cesta al campo o parque para buscar elementos que nos puedan servir para nuestras actividades. Podemos hacer tarjetas con las fotos de las cosas que queremos buscar. Así, estando en el parque, enseñamos la tarjeta del elemento que queremos buscar y podemos realizar juegos. A ver quien consigue más castañas, a contar los tesoros que se han conseguido o lo que se nos ocurra, hay muchas posibilidades de juego.

Manta de juegos

Manta de juegos

Podemos aprovechar la búsqueda del tesoro para hacer un picnic o llevar juguetes de casa y aprovechar si hace bueno. Nosotros ahora llevamos la manta de la marca Close que podéis encontrar en Yobio. Es gordita, tiene dos capas como los pañales así que si el suelo está mojado, que es muy común en esta época, no nos importa. Es muy fácil de plegar y recoger, tiene un asa para llevar o colgar del carrito o vehículo que utilicemos. Es resumen, es ideal.

Victoria y la mesa de experimentación

Victoria y la mesa de experimentación

Mesa de experimentación otoñal.

Creo que todas las personas que me seguís estáis relacionadas con esta mesa. Está muy de moda y además tiene muchos beneficios. Es tan simple como tener en casa una mesa donde se puedan colocar elementos y que no se caigan por todos lados. Debo decir que acabamos de heredar una que era de mi sobrino y que antes lo hacíamos en un barreño. Podemos colocar arena, tierra, arroz blanco o lo podemos teñir con colorante de comida y todos los elementos que recogimos en el paseo. La actividad es tan fácil como dejarles experimentar, que echen agua, o lo que quieran, que jueguen, toquen, etc.

Pintando con su delantal

Pintando con su delantal

Pintando con la cáscara de las castañas.

Lo que le encanta a Victoria jugar con los pintadedos. Bueno, no sé si es el caso de todos los niños pero Victoria tiene debilidad por los pintadedos, alguna vez os he enseñado en redes como se echa la pintura como si fuera crema. Ya me contaréis si es algo sólo de Vicky o hay muchos más amantes de las cremas coloradas. Jaja. Para pintar con las cáscaras de las castañas necesitamos papel o cartulina, pintadedos, las cáscaras de las castañas y un delantal. Ya véis que los dibujos de Victoria son muy libres, me gusta mucho que ella sea la que decida sin ponerle muchos parámetros a seguir.

Babero manga larga

Para evitar lo que os comentaba arriba de los brazos pintados, estamos utilizando los delantales de la marca Close que tenéis en Yobio. Porque Victoria desde más o menos el año o año y medio no utiliza delantales para comer sino para las manualidades. Los diseños son preciosos la tela se lava muy, pero que muy bien.

Victoria disfrutando de un día precioso

Victoria disfrutando de un día precioso

Móvil con hojas secas.

Tenéis que pintar con vuestros peques las hojas secas, se puede hacer hasta con rotuladores, dependiendo de la hoja, si es más resistente o no. Para la base podéis utilizar algún palo que hayáis cogido en vuestra búsqueda del tesoro. De ahí van a colgar las hojitas pintadas con hilo de pita o de coco. El hilo de pescar de toda la vida.

Si queréis conocer más actividades infantiles low-cost tenéis que visitar la página de mi tribu “Los inventos de mamá”

Texto y fotos: Mama Low Cost