Cuando el tiempo pasa siempre nos quedan los recuerdos. El postparto es un momento muy fugaz, el cansancio, la nueva situación, etc… Hacen que pase muy rápido y si bien recordamos algunos momentos con mucha intensidad, hay otros en los que nos perdemos los matices. Así que uno de los recordatorios más bonitos que puedes crear es un álbum de tu bebé reflejando todos los cambios que van aconteciendo. Hoy te cuento como hacer tu propio álbum de recién nacido, te doy trucos para que quede lo más cuidado posible y te enseño a completarlo con la novedad de Little Unicorn que hemos recibido.

Cómo hacer tu propio álbum de recién nacido:
Material para la fotografía:

Algo muy importante es el fondo que vayamos a elegir. Si queremos que el álbum sea homogéneo y nos sirva después para hacer diferentes collages, lo suyo es que busquemos un bonito lienzo. Algo que embellezca la fotografía sin restarle protagonismo a lo importante. Como esta chulada de Little Unicorn. Tres modelos de muselina con un dulce estampado que sirve para enmarcar a nuestro bebé. Además también trae unas tarjetas con diferentes fechas. Donde se ve la edad que tiene el peque en el momento de la foto. Desde un día, hasta 2 años. Tiene la ventaja de que se pliega, así que podemos llevarlo al hospital para la primera foto y después tenerlo guardado cómodamente. Pero además cuando no se utiliza como lienzo es una muselina normal, con la calidad de Little Unicorn a la que le podemos dar el millón de usos que se le da a las muselinas.

Como prepararlo todo:

Lo ideal es que busquemos una superficie cómoda, pero plana. Para que el bebé no se sienta extraño y no se formen arrugas en el paño. También tiene que ser accesible para que podamos hacer la foto desde arriba. Una buena idea es sobre una alfombra o sobre el colchón de nuestra cama, si nos podemos poner de pie sobre ella.

No es necesario que el bebé vaya vestido igual en todas las fotografías, ya que irá creciendo. Solo tenemos que buscar ropa que no le reste protagonismo. A veces lo más sencillo, un simple body de color neutro, un cubre pañal. Eso si, siempre asegurándonos que la temperatura de la habitación sea la indicada.

Para hacer la fotografía, evidentemente mientras mejor sea la cámara y más conocimientos tenga el fotógrafo, mejor. Pero que eso no te resulte un freno, con buena luz y las cámaras actuales de los smartphones es suficiente para hacer fotos muy decentes.

Cosas a tener en cuenta en el momento de hacer la foto:

Lo primero, trata de que el bebé esté lo mas calmado posible. Una buena idea es hacerlo después de tomar el pecho o el biberón. También puedes usar la muselina como pañuelo o llevarla en tu regazo un rato antes, así estará templada y tendrá tu olor. Al peque no le resultara un objeto extraño. Tenlo todo preparado antes de colocarlo.

Siempre es mejor luz natural, pero intenta que no se vean sombras que puedan estropear el resultado final. Incluida tu propia sombra al tomar la imagen.

Haz muchas fotos. Puede que pienses que tienes el plano perfecto, haces solo un par de fotos y a la hora de visualizarlas te das cuenta que un pie o una mano queda movida. El peque ya esta cansado y no tiene solución en ese momento. Sin embargo si has disparado muchas tomas es mas fácil que alguna sea la perfecta.

Haz fotos de cuerpo entero, aprovechando el dibujo ovalado de la muselina para centrar la imagen. Pero también haz planos mas cortos. Después se pueden ampliar para mostrar detalles más pequeños que nos gustara ver como van evolucionando. Y además quedarán muy bonitos a la hora de hacer un collage. Detalles como las manos, los piececitos, los pliegues de los muslos, el pelo, las orejitas… Son rasgos que va a ir cambiando mucho y es muy bonito poder ver después esa evolución paso a paso.

Aprovecha la espontaneidad. Que el bebé arrugue la muselina con su mano, que se lleve la tarjeta a la boca, etc… No tienen por que ser algo que estropee la fotografía, si no todo lo contrario. Sácale partido a la espontaneidad. Quien sabe si después al visualizar las imágenes, esa que no esperabas sea la mejor foto de todas.

Ideas para montar después el álbum:

crea tu propio album de recien nacido

Hay muchas formas de crear el recuerdo perfecto. Como hacerlo dependerá de los gustos personales. pero te doy algunas ideas. Al final del todo te cuento como voy a hacerlo yo.

  • Crea un collage alargado con varias imágenes ordenadas cronológicamente. Puede quedar genial en espacios como el sofá. O en la habitación de los peques sobre la cama o cuna.
  • También puedes hacer un collage sin orden aparente mezclando imágenes de diferentes tamaños. Para estas vendrán muy bien la fotografías más detalladas mezcladas con las de cuerpo entero. Puedes crearlo fácilmente con herramientas como Canva. En cuadrado o en rectangular quedará genial en cualquier espacio de tu casa.
  • Úsalas como recordatorio de bautizo, felicitación navideña, invitación al primer cumpleaños. O para hacerles un regalo a los abuelos.
  • Imprímelas en formato pequeño y cuelgalas en orden de un cordel, con pinzas de oficina o de manualidades. Quedarán genial en tu espacio de trabajo o para una decoración desenfadada. Si lo haces así, recuerda que el cordel no quede a mano del bebe.

Os cuento lo que voy a hacer yo. Mi idea es imprimir todas las fotografías en formato Polaroid. Guardarlas en una cajita tipo archivador junto con la muselina que estoy usando para hacer las fotos y que después usare con la peque de forma normal. Todo ello va en una caja más grande, con su primer chupete, sus primeros patucos y otros recuerdos que le pueda entregar a Bollito cuando sea mayor.

¿Qué os parece? ¿Lo vais a poner en práctica?

Fotos y texto: La Mami Novata