El lavado de los pañales de tela cuando no lo conocemos parece algo difícil, pero solo tenemos que seguir unas pautas y coger práctica. Dicho esto, yo tuve algún que otro momento en el que, con las prisas o despiste, llené demasiado la lavadora y tuve que dar solución al olor de amoniaco!

Leer más