La bandolera minimonkey es un portabebé que se puede colocar rápida y fácilmente. Una bandolera suele ser un portabebé de apoyo, si tenemos una bandolera es muy probable que tengamos otro portabebé, aunque también hay familias que prefieren el uso exclusivo de la bandolera.

Las bandoleras aportan la sensación de estar abrazando tu bebé, algo que es muy difícil de conseguir con una mochila estructurada. Es más fácil de transportar y llevar siempre contigo, minimonkey pesa 175gr y cuando está en su bolsa ocupa 14x8x8cm.

El tejido de minimonkey es suave y se ajusta cómodamente al cuerpo del bebé haciendo fácil evitar cualquier arruga o hueco en el tejido llegando a un mejor ajuste. La elasticidad del tejido es la justa y no pierde la forma, sientes que el bebé está firmemente sujeto.

Una bandolera puede parecer a primera vista incomoda, solo se apoya sobre un hombro, pero el tejido que se encuentra sobre el hombro es ancho y podemos posicionarlo como si abrazase nuestro hombro, de esta forma el peso se distribuye sobre todo el ancho del hombro y la espalda.

Es aconsejable utilizar la bandolera desde el principio en ambos hombros, aunque tendremos tendencia a usar uno más que otro.

Una bandolera utiliza menos tejido que otros portabebeses haciéndola más fresca, minimonkey utiliza un tejido técnico de poliéster con agujeros que la hace extremadamente fresca sin perder su suavidad o fuerza. El tejido de minimonkey absorbe muy poco el agua y por lo tanto seca rápidamente, tan solo en 30 min.

Para poder colocar el bebé en posición ergonómica es importante que el bebé esté alto en tu pecho. Minimonkey utiliza una hebilla por la que puedes deslizar su tejido fácilmente y ajustar la altura correcta para portear, la longitud de su tirante la convierte en unitalla.

La primera vez que usé una bandolera mi preocupación fue ¿qué pasa si no hago bien el asiento de la bandolera? ¿y si se desplaza el tejido? Con minimonkey puedes asegurarte que la tela no se va desplazar por debajo del culito del bebé, cuando pases la pierna del bebé por el  enganche de seguridad no será posible que la tela se desplace por debajo del pequeño.

Bandolera minimonkey posición ventral

Pasa la bandolera por encima de tu hombro y cabeza de forma que la hebilla quede en tu espalda. Ahora estira de la cinta de la espalda hacia abajo y adelante hasta que la bandolera se encuentre a la misma altura que muestra la foto.

 

Coge tu bebé y levántalo sobre el hombro que tienes libre, pasa tu mano por debajo de la bandolera y recoge ambas piernas para pasarlas por debajo de la bandolera. El pie del bebé que se encuentra más cerca del tirante tiene que pasar por el enganche de seguridad como se muestra en la foto. Recoge la tela debajo del culito del bebé y tira de la tela entre el cuerpo de tu pequeño y el tuyo ahora súbela hacia arriba. De esta manera creas el asiento donde se sentará tu bebé.

Ahora sus rodillas deberían de estar más altas que su cadera, y alto para poder besar su cabecita. Abrocha el cierre amarillo, de esta manera nos aseguramos que su cabeza queda bien recogida, verás que el borde superior del panel está acolchado para mayor comodidad.

 

El panel tiene que estar horizontal con tu cuerpo de esta manera el bebé se encontrará centrado en tu cuerpo. El logo debe de quedar en medio del cuello del bebé. Ajusta la tira hasta que sujete el cuello del bebé.

Si el bebé no está suficientemente alto, levántalo subiendo su culito con una mano y con la otra estira de la cinta de la espalda hasta que quede a la altura justa.

 

Es de gran ayuda al principio comprobar delante de un espejo que el bebé está centrado y que ambas piernas están a la misma altura, la tela de minimonkey extendida de corva a corva.

Si el bebé es recién nacido sus piernas deben de quedar menos abiertas evitando forzar la apertura de estas, de manera que la apertura es la natural del recién nacido.

Ahora puedes abrir la tela del hombro alejándola de tu cuello para que no se pueda clavar en esta zona y el peso quede bien repartido.

Asegúrate que no hay arrugas en la tela llevando cualquier exceso de tela a los lados hasta que queda completamente lisa.

Comprobaciones

Tensión – inclínate hacia delante, el bebé no debería de separase más de un par de cms de tu cuerpo.

Centrado y alto – comprueba en un espejo que el bebé está situado en el centro y suficientemente alto para que lo puedas besar.

Posición M – la tela está colocada por debajo del culito haciendo un bolsillo y llega de corva a corva.

Sujeción cabeza – el panel se encuentra colocado horizontalmente y sujeta su cabeza sin oprimir.

Panel firme – comprueba que el panel de minimonkey en la espalda del bebé está firme y sin huecos o arrugas.

 

Portear en ambos hombros

Portear en ambos hombros es posible ya que tienes el cierre del panel en los dos lados, la tira que no se está usando quedará colgando, pero puede esconderse entre la tela de arriba con cuidado que no moleste al bebé.

También tienes a ambos lados el enganche de seguridad de la pierna para evitar que se deslice la tela.